Su majestad Salud Hernández, piensa que puede ir por la vida insultando la memoria de Escalona

No es la primera vez que la periodista española, Salud Hernández, se refiere a uno de los más emblemáticos compositores colombianos – así  le duela  reconocerlo – como fue el maestro  Rafael Calixto  Escalona Martínez, en términos desobligantes; como lo hizo hace tiempo en uno sus escritos y ahora en su ultima visita a un medio radial de Valledupar, donde aún después de muerto, Escalona  también llevó.

Si Rafael Escalona, mi padre, estuviese vivo esta nota de protesta no tendría sentido, por que el muy bien hubiese podido responderle los ataques  a la periodista extranjera, quien un día vio a Colombia como un buen vividero y se radicó en nuestro país, solicitando incluso la nacionalidad Colombiana.

De lo que si estoy segura, es que el maestro  jamás la hubiese ofendido. Jamás la hubiese insultado mostrando su “machismo puro”, que al parecer es el motivo de su xenofobia hacia un hombre que puso la bandera de la música colombiana en los picos mas altos del mundo, incluso en su propio país; si no que por el contrario, Rafa Escalona  hubiese destacado su lado femenino acariciando su alma con palabras dulces, como siempre lo hizo con cualquier dama que  se cruzara en su camino.

Rafael Escalona a través de sus cantos siempre exaltó la belleza femenina, su pureza, su fragilidad, sus celos, sus “tropeles” y destacó nuestras costumbres; pero nunca cantó para ofender la dignidad de la mujer. Rafael Calixto fue todo un caballero con las mujeres, su misma paisana Paloma San Basilio puede dar fe de lo que digo, incluyendo también a las mujeres más destacadas de mi país en el campo de la política, de la cultura, del periodismo, de la música, del arte del deporte y llegando a las mujeres mas humildes que hayan nacido en cualquier región de nuestra patria. Todas ellas, que tuvieron el privilegio, -porque lo era – de ser amigas de Escalona, hoy tienen en sus recuerdos un retazo de inmenso cariño y respeto por su memoria.

Lo que me he preguntado, desde que comenzaron los dardos venenosos de Doña Salud hacia la memoria Rafael Escalona, es, ¿porque no lo hizo en vida de él? Era necesario esperar que muriera, cuando no se podía defender para sacar su animadversión tan grande hacia la idiosincrasia costeña “machista”, representada según ella en Escalona.

¿Que diría de los mexicanos entonces? Que Dios la libre de vivir en México.

De acuerdo a Salud Hernández; el “Maestro vallenato” tampoco mereció esa despedida que le dio, no solo Valledupar; -le recuerdo señora fue todo el pueblo colombiano y la voz del pueblo  es la voz de Dios- no la merecía por ser el mas “Machista”  por haber tenido unos 23 hijos. Igualando ese pensar, entonces el Juglar Emiliano Zuleta, padre de una de las dinastías que ha parido el vallenato; tampoco se podía despedir  de la manera que se despidió cuando partió; ya que igual que el cantor de Pitillal, también tuvo muchos hijos  que hoy le dan gloria a nuestro folclor, entre ellos   Poncho y Emilianito Zuleta.

Escalona fue grande y lo seguiría siendo  aún más después de su muerte. Y usted Salud, no es nadie, ni representa nada para nosotros, para venir  a descalificar su grandeza. Para disgusto suyo, así como la leyenda de “Francisco el Hombre“, Escalona  se volvió inmortal  desde mucho antes de su muerte; desde el mismo momento en que Gabriel García Márquez  lo hizo parte de sus obras. En Cien años de Soledad lo paseó por el único  salón abierto del desmantelado barrio la tolerancia  para que viera a los acordeoneros  de la época entonar sus cantos. También lo volvió un mito  desde aquel día en que el viejo militar del libro El Coronel  no tiene quien le escriba, no quiso salir  a vender  su viejo reloj de pared como se lo sugirió  su mujer para poder comer, temiendo que Escalona, el nuestro, le hiciera un canto.

Y como vaticinó Consuelo Araujo Noguera, su nombre se conocerá  a través de los tiempos  y las nuevas generaciones entonaran sus cantos;  concluyendo al final  de su libro “Escalona el hombre y el Mito“; “Lo que sigue, es el Mito, edificado, sostenido e inamovible sobre la magnitud de su obra musical. Mito  que será reforzado  por la historia  y nimbado por la leyenda…”

Y eso, Salud, no le cayó del cielo gratis, se lo ganó por todo lo que hizo por la cultura de nuestro país; por la pagina de oro que escribió con sus cantos; por ser unos de los creadores  del Festival Vallenato, unas de las fiestas folclóricas mas importantes de Colombia; por haber ayudado  al creación de nuestro Cesar y por ser el padre  del Vallenato; para orgullo de su pueblo y de nosotros sus 19 hijos.

Lo que si tengo claro junto a mis paisanos,  que hoy reclaman respeto por la memoria de mi padre, es que usted jamás  va a poder entenderlo, pues su enemistad  con mucha gente de mi región; no la deja ver mucho mas allá  de su aguileña  nariz.

Y además de ningún modo lo va a entender por que usted no nació en esta tierra  y no tiene por que amar  lo que somos. Estoy segura que ni el vallenato, ni un fandango, ni una guabina, ni un joropo, ni una cumbia, ni un currulao, ni un mapalé, ni un ritmo  que nos identifique  ante el mundo; le eriza la piel y le tocan el alma del alma, como si no las toca  a nosotros;  que somos los hijos de Colombia, que somos los hijos del Café.

Tarín Escalona

Anuncios

Un pensamiento en “Su majestad Salud Hernández, piensa que puede ir por la vida insultando la memoria de Escalona

  1. La hipocresía es “despreciable para los que están alrededor de nosotros y aborrecible para Dios”. Mateo 5:37
    37 Cuando ustedes digan “sí” , que sea realmente sí; y cuando digan “no” , que sea no. Cualquier cosa de más, proviene del maligno.
    Lucas 11, 37-54 23-13 ¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que limpian por fuera la copa y el plato, mientras que por dentro están llenos de codicia y desenfreno!
    23:26 ¡Fariseo ciego! Limpia primero la copa por dentro, y así también quedará limpia por fuera.
    23:27 ¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que parecen sepulcros blanqueados: hermosos por fuera, pero por dentro llenos de huesos de muertos y de podredumbre!
    23:28 Así también son ustedes: por fuera parecen justos delante de los hombres, pero por dentro están llenos de hipocresía y de iniquidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s